4 min. de lectura

Motivación en los estudiantes: Uno de los mayores desafíos

CT
Claudia Torres Jeldes 08 de julio de 2021

Quienes trabajamos en instituciones educativas u organizaciones vinculadas, sabemos que la motivación de los estudiantes es uno de los temas más complejos y uno de los mayores retos a los que se enfrentan los docentes y comunidad educativa en general.

 

Lo anterior se debe a que el contexto educativo en el que nos desenvolvemos, como todo espacio de formación, desarrollo y aprendizaje, se caracteriza por la complejidad de su dinámica y las relaciones que se establecen. Además, esta complejidad se puede ver aumentada por variables como la vulnerabilidad social, la falta de recursos, las crisis sociales, económica, sanitaria, etcétera. Es a todo aquello a lo que la comunidad educativa le debe hacer frente, teniendo presente además que la motivación de los estudiantes es un factor muy importante.  

 

Motivación en los estudiantes

Los estudiantes motivados, y quienes en general poseen mayor compromiso con la asignatura, expresan mayor interés en las actividades que se les presentan, ponen más atención a las instrucciones de los docentes, realizan más preguntas, están más dispuestos a trabajar y a aprender; muestran mayor seguridad en sí mismos y llevan a cabo las tareas propuestas de mejor manera.  

En cambio, los estudiantes no motivados, muestran menor o hasta nulo compromiso con la asignatura, prestan poca atención al desarrollo de las clases y a las instrucciones de los docentes, solicitan poca ayuda cuando no comprenden un tema, y en parte de los casos, llegan a ser disruptivos en el desarrollo de una clase.  

 

Los estudiantes motivados tienen varias razones para estudiar, desarrollar actividades cognitivas, resolver problemas complejos, etcétera; entre las razones, puede ser porque disfrutan aprender, tienen interés en la asignatura, no quieren defraudar a sus padres y/o docentes; o porque no quieren fracasar, sino que más bien quieren alcanzar algún tipo de éxito, objetivo o meta.  

 

Desafío: Motivar a los estudiantes

Si bien la motivación puede nacer de varios y distintos factores, y además, puede nacer de manera intrínseca o a partir de estímulos externos. La comunidad educativa se ve enfrentada al desafío de motivar a sus estudiantes para que así el proceso educativo sea más fructífero y ameno para todos.  

 

Quizá, decir que a los estudiantes les falta motivación es un poco exagerado o inexacto. Más bien se podría decir que, no es que los estudiantes no estén motivados, sino más bien que lo están por cosas distintas a las que se plantean en clases. Otro factor importante, parece ser que si no se percibe la utilidad de lo que se está aprendiendo; el interés, el esfuerzo y el compromiso por estudiar y aprender tienden a disminuir.  

 

Además, hay que considerar que la motivación crece cuando los estudiantes perciben que están haciendo progresos en su aprendizaje o rendimiento. Así mismo, parece ser que los estudiantes más motivados, son los que muestran mayor predisposición para comprometerse con lo que están aprendiendo y con la asignatura. Y por lo mismo alcanzan mejores resultados.  

 

Es así como la comunidad educativa se ve enfrentada al desafío de que a los estudiantes les haga sentido lo que están aprendiendo y, además, adaptar las estrategias motivacionales a aquello que se ajuste a los intereses de los estudiantes. Esto último es sumamente complejo ya que los grupos de estudiante suelen ser diversos, y por lo mismo, lo que motiva a uno, por su personalidad individual y contexto, puede no motivar a otro. Además, está el factor de comunicar y reconocer los logros y avances de los estudiantes.  

 

Cómo enfrentan algunas comunidades educativas el desafío de motivar a sus estudiantes

Para hacer frente a lo planteado en el apartado anterior, docentes y comunidades educativas han usado estrategias que pueden abarcar a un grupo diverso, como la gamificación, por ejemplo. En donde mecánicas del juego se utilizan en el desarrollo de las clases y actividades, con el objetivo de motivar a los estudiantes, ya que así aprenden y desarrollan habilidades jugando, en actividades planificadas y con objetivos planteados.  

 

Como el juego es una actividad común en los niños y puede seguir presente a lo largo de la vida, las dinámicas de juegos pueden llegar a interesar a un grupo diverso de personas y, por lo mismo, motivarlas a realizar actividades. En este caso, a realizar las actividades vinculadas con el proceso educativo.  

 

También, a través de mecánicas del juego se puede informar, reconocer y celebrar los logros de los estudiantes, a través de dinámicas como la obtención de puntos, además de espacios de reconocimientos y premios.  

 

Umáximo toma mecánicas del juego y las aplica en una plataforma que se presenta ante el estudiante como un videojuego, acercando la matemática a los estudiantes, a través de una actividad que es altamente realizada por niños, adolescentes, jóvenes y adultos contemporáneos: jugar videos juegos, abarcando de esta manera un grupo muy diverso.  

De igual manera, Umáximo pone a disposición de los docentes, herramientas que les permite monitorear el trabajo, avance y logro de los estudiantes. De esta manera, los profesores pueden informar, visibilizar, reconocer y celebrar los logros y avances sus los estudiantes.

 

Además de lo anteriormente mencionado, la manera en que se presentan los contenidos en la plataforma responde a la interrogante de por qué se está aprendiendo aquello que se está aprendiendo, buscando dar sentido a los aprendizajes y actividades que se están presentando y de esta manera el estudiante se interese aún más por lo que está aprendiendo y las actividades que está desarrollando.  

 

En síntesis, Umáximo es una herramienta que permite utilizar la gamificación como estrategia de motivación y que puede abarcar a un grupo diverso de estudiantes en distintos contexto. Comienza ahora mismo creando una cuenta aquí.

 

 


152 vistas

Te podría interesar también

19 de agosto de 2021 5 min 236 vistas
Aula invertida: Qué es y cómo se puede aplicar

El modelo de clase invertida, conocido en inglés como Flipped Classroom, es un enfoque pedagógico en el cual se transfiere parte del proceso de enseñanza aprendizaje fuera del aula, con el objetivo de utilizar el tiempo de la clase presencial, o sincrónica, en procesos cognitivos complejos que propicien el aprendizaje significativo.

15 de abril de 2021 2 min 87 vistas
"Los medios digitales permanecerán en la educación y hay que sacarles provecho"

Según el fundador de Umáximo, todo indica que el panorama del 2021 será similar al que enfrentamos el año pasado, por lo que los docentes y las familias deberán potenciar el aprendizaje mediante la tecnología.

19 de enero de 2021 6 min 490 vistas
Planificación de clases 2021 utilizando Umáximo

Umáximo es un juego online de enseñanza-aprendizaje de matemática. El cual presenta contenido y actividades de acuerdo al curriculum nacional, de manera articulada, didáctica, amigable y que se adapta al rendimiento del jugador (estudiante); lo cual facilita el desarrollo y grados de autonomía de este en su proceso de aprendizaje.